Beneficios del yoga para el Hipotiroidismo

La actividad física aumenta la actividad metabólica, la práctica de yoga específicamente es beneficiosa ya que ciertas posturas activan la tiroides, al comprimir, flexibilizar y estimular la zona donde esta glándula está ubicada.

Las glándulas tiroides y paratiroides están ubicadas en la parte frontal del cuello, pero tienen diferentes funciones. La tiroides es una glándula con forma de mariposa que regula el metabolismo del cuerpo. La paratiroides se ubica detrás de la glándula tiroides y produce la hormona paratiroidea que ayuda a regular el calcio, el fósforo y los niveles de vitamina D en los huesos y la sangre 

La práctica de yoga para la salud de la tiroides puede ayudar a controlarla. Se recomienda para las personas con hipotiroidismo y hipertiroidimo, algunas posturas de yoga se pueden utilizar para estimular una baja actividad de la glándula tiroides , mientras que otros pueden ser utilizados para ayudar a hacer frente a los síntomas de una tiroides hiperactiva.

Existe cierta evidencia de que la práctica de yoga puede ser útil para quienes sufren problemas de tiroides. Ciertas posturas de yoga, especialmente las que incluyen las cerraduras de la barbilla, en los que se pulsa la barbilla en el pecho, ejercer presión sobre el cuello, empujando la sangre a partir de la tiroides. Cuando se libera el bloqueo de la barbilla, la sangre fresca y oxigenada vuelve a llenar la tiroides y circula alrededor de la glándula. Posiciones implican bloqueos mentón pueden ayudar a estimular la glándula tiroides, una condición llamada hipotiroidismo.

La postura llamada Bhujangasana o postura de la cobra, Dhanurasana o postura del arco, Sarvangasana o apoyo sobre los hombros, Halasana o postura del arado, Viparita Karani, todas activan el funcionamiento de la tiroides. Las dos primeras son posturas que llevan a arquear la columna por lo que la zona de la tiroides se flexibiliza hacia atrás, generando mucha irrigación en la zona de la garganta. A través de las otras posturas mencionadas, que son posturas de inversión, la sangre que desciende es retenida en la tiroides, mediante la llamada “llave de mentón”, estimulando energéticamente a esta glándula. La práctica continua del yoga previene y resuelve irregularidades hormonales y a la vez ayuda a restablecer el funcionamiento endocrino general

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s